Versión “poética” del tao te king (1)

TAO TE KING

Capitulo A1

En la sin razón de las Eras persiguiéndose,
para encontrarse en el principio del Camino repetido,
encontré:
deslumbrantes hombres inteligentes,
prodigios tecnológicos y
actores de vidas que no recordaban ser actores.
Ni rastro de sinceridad.
Ni rastro de simplicidad.
Ni rastro de vida en los ojos vacíos.

-------------------------------------------------------

CAP: A2

¿Por qué habría de competir el mar
para ser el rey de las aguas?
El silencio de los ahogados
debería bastar
para comprender la mentira
de los lideres mundiales compitiendo.
El mar no mata a quien le habita y sustenta.

-----------------------------------------------

CAP: A3 46

El pobre muchacho deseo la paz en el mundo.
creyó en su presidente
que también la deseaba.
Por orden y ley
todos los que no creían
posible la paz en el mundo
fueron silenciados.
“El más grave de los males, los muchos deseos”. *

-------------------------------------------
CAP: A4 30

A la deriva

Alardear es el deporte mundial.
El baremo de mi fuerza se mide con mi orgullo.
El fruto de mi triunfo
Se mide con jactancia.
El tao escora fuertemente hacia el abismo,
pero todavía no soy consciente.
“Alcanzar el fruto y no hacer alarde de fuerza.
Estos son hechos buenos y duraderos” *

---------------------------------------------

CAP: A5 15

La sabiduría

La tormenta ha enturbiado la charca.
Los posos de la apatía y mezquindad,
flotan disminuyendo la claridad.
En el fondo: sus habitantes en calma.
Con paciencia,
esperan que la corriente clara tras la tormenta,
limpie y claree el Camino.
En silencio. En reposo.
Aúnan fuerzas
para crecer poco a poco, hasta
llegar a alcanzar la humildad y
la sabiduría del mar;
la que a todos nos sirve,
no pide nada,
y de todos recibe.

------------------------

CAP: A6 64

Aferrados a la vida.
El pánico hace mella en
los seguidores de la falsa inmortalidad,
que ciegan sus ojos
a los misterios del cielo y de la tierra
con sus inexorables leyes del Yin y del Yan.
De vida y muerte.

El gobernante corrupto,
vendedor de inmortalidades imaginadas,
manipula a los adictos,
sosteniendo la zanahoria inalcanzable
para el burro que tira del carro,
esclavo de su tiranía.

Sin aferrarse,
el sabio penetra, en el misterio de los misterios,
descubriendo la naturaleza inmortal
de los infinitos seres.

La inmortalidad del no deseo.
Del no hacer.

----------------------------------------------

A7 37

El árbol erguido
muestra el Camino.
Adaptándose a montañas, valles,
ciudades y jardines.
Sin gobierno, ni señor,
contentándose, mantiene la calma
y surge espontaneo.

-----------------------------
A8

En el silencio,
Oigo el espacio
Saboreo el hambre
Siento tu sombra
Huelo el miedo
Veo el calor del sol
El sentido sin sentidos me acompaña.
Lo fácil se hace difícil y por eso,
no tropiezo cuando camino mi camino.

Y sin caminar lo difícil se hace fácil.

---------------------------------

A9

Las infinitas maravillas de la creación.
El éxtasis de la contemplación.
En ese otro mundo
donde el sabio no juzga.
Donde la inexistencia entre lo bello y lo no bello,
La inexistencia de lo bueno y lo malo
no han cruzado la frontera
a este mundo en circulación,
que pasa de lo lleno a lo vacío
en infinitos ciclos,
hasta que en el silencio
y la quietud, el ser
encuentra al sabio
que habita en él,
habitando así,
los dos mundos.

--------------------------

A10

¿Quién no querría poseer el poder del Tao?
¿Conservar el Tao?
Una ilusión.
Una efímera posibilidad.
Imagino un tiempo:
“cuando entre las gentes nadie daba ordenes,
se mantenían iguales y tranquilas”.
La palabra era dada,
era cumplida,
sin jerarquías.
¿Cómo podría el Tao no estar en todo?
Cuando no conoce la palabra jerarquía.

-----------------------------------

A11

Camino por mis huellas,
Una puerta se abre.
Un espacio infinito de verde hierba,
Que recorren el valle,
Rodeado de montañas.
Bosques en sus laderas
Observando mis pasos.
Sigo los pasos de la tierra.
La tierra sigue los pasos del cielo en el horizonte.
El cielo sigue los pasos del silencioso Tao ilimitado.
El Tao en su naturaleza vuelve a la tierra para guiar mis pasos.
La naturaleza interna de los infinitos seres que nunca había abandonado.

A11

Hay un espacio que es vacío.
Bien podría ser el espacio vacío entre el cielo y la tierra.
Hay un espacio que es conciencia.
Bien podría ser el hombre entre el cielo y la tierra.
El vacío que une la distancia
Es el tiempo en movimiento.
Cuanto más se mueve ese vacío
Que es tiempo
Que es movimiento
Que es conciencia
Más grande se hace.

El fuelle que aviva el fuego.
Su vacío inagotable.
Cuanto más se mueve, más sale de él.

El vacío que está en mí.
Silencio inagotable.
Infinita vida.

A12

Amanece.
El día sigue a la noche.
Queda la noche vacía.
¿Cómo retornara la noche?
Sombra a sombra,
Se susurran en el silencio,
una palabra muda:
“Círculo”.
Llega la gran sombra.
Queda el día vacío.
Recoge la noche el susurro.
Una vez más el vacío ha sido conservado.
“La armonía”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*