Tao

Voy vagando, voy divagando y dentro del laberinto encuentro el sutil roce de la caricia que indica el camino al centro.

Hay una atracción hacia el centro

Recorro las diversas texturas que responden al deslizarse de mi camino.

Hay calor, que enciende pequeños faros.

Hay olores, que estimulan espacios desconocidos.

Hay sabores, que entretienen deleites de memorias.

Hay tactos que estallan en volcanes  dormidos.

Y cuando llego al centro del laberinto, encuentro la radiante sonrisa de la luz que me indica un nuevo y vago camino de divagaciones, que me sumergen en el extraordinario e infinito laberinto de sensaciones que eres tu.

Extracto de “Encuentros”

Bakthe

Un pensamiento en “Tao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*